Publicado: 28 de Junio de 2021 a las 15:54

La combinación perfecta de nuestros masajes existe, y se encuentra en el masaje más allá del pecado. Primero eliges una musa, la cual te va a acompañar durante toda la experiencia y totalmente desnuda. Entras con ella a la ducha y allí te la primera de las sorpresas que prepara, solo para ti.

Acto seguido accedéis al tatami, donde puedes gozar de sus manos y su experiencia como quiromasajista. Trabaja todas las zonas como las piernas, los glúteos y los brazos, para pasar a centrarse en la espalda. Entonces va a susurrarte la segunda sorpresa al oído... y disfrutarás como nunca antes.


La tercera y última sorpresa viene precedida de un sinfín de besos, caricias y momentos eróticos con tu musa. Acércate al éxtasis 90 minutos.