Publicado: 28 de Junio de 2021 a las 15:50

Realizado sobre un verdadero tatami japonés, el masaje pecado absoluto garantiza la apertura de mente y la culminación de los sentidos. Nuestra musa se presenta a ti totalmente desnuda, lo que te provoca desde el inicio la mayor sensación de placer a la vista.


Pero ahí no acaba todo, porque el masaje se focaliza en zonas delicadas y erógenas de tu cuerpo y te hace descubrir sensaciones profundas en tu ser. El ambiente es íntimo y confortable, y el aceite esencial consigue oleadas de placer. Además tenemos dos sorpresas; una a la mitad y otra al finalizar. Te encantarán.


Llámanos en cualquier momento y solicita una de estas sesiones de 30 minutos con nosotras.